domingo, 16 de octubre de 2011

Consecuencias: Obesidad Infantil y sus consecuencias


Las personas obesas corren un riesgo mayor de enfermar o morir por cualquier enfermedad, lesión o accidente, y este riesgo aumenta proporcionalmente a medida que aumenta su obesidad.
La obesidad abdominal se ha vinculado con un riesgo mucho más elevado de enfermedad coronaria y con tres de sus principales factores de riesgo: la hipertensión arterial, la diabetes de comienzo en la edad adulta y las concentraciones elevadas de grasas (lípidos) en la sangre. El motivo por el cual la obesidad abdominal incrementa estos riesgos es desconocido, pero es un hecho constatado que, en las personas con obesidad abdominal, se reducen con la pérdida notable de peso. La pérdida de peso hace bajar la presión arterial en la mayoría de las personas que tienen hipertensión arterial y permite a más de la mitad de las personas que desarrollan diabetes del adulto suprimir la insulina u otro tratamiento farmacológico.
Ciertos tipos de cáncer son más frecuentes en los obesos que en las personas que no lo son, como el cáncer de mama, de útero y de ovarios en las mujeres y cáncer de colon, de recto y de próstata en los varones. Los trastornos menstruales son también más frecuentes en las mujeres obesas y la enfermedad de la vesícula biliar se produce con el triple de frecuencia en ellas.
La obesidad se entiende como el exceso de adiposidad, generalmente con aumento de peso que pone en riesgo la salud del individuo, es una enfermedad crónica, compleja y multifactorial que se puede prevenir. Es un proceso que suele iniciarse en la infancia y la adolescencia, que se establece por un desequilibrio entre la ingesta y el gasto energético.
En su origen se involucran factores genéticos y ambientales, que determinan un trastorno metabólico que conduce a una excesiva acumulación de grasa corporal para el valor esperado según el sexo, talla, y edad. La obesidad infantil ha sido definida considerando la relación entre el peso total y la talla estimada mediante el índice de masa corporal (IMC = peso en kg /talla en m2). El sobrepeso infantil se establece a partir del centil 75 en las curvas de IMC y la obesidad infantil a partir del centil 85.La obesidad infantil aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, como la diabetes mellitus.
El sobrepeso y la obesidad en niños, jóvenes y adultos mexicanos han crecido en los últimos años. Hablan de un verdadero problema de salud pública por sus efectos en la calidad y el tiempo de vida de las personas y por sus consecuencias en la economía nacional.
Pero, además, son alarmantes porque el aumento de niños, adolescentes y adultos con sobrepeso y obesidad ha sido muy rápido y en un periodo muy corto. En 18 años, en el caso de los adultos, casi se duplicó y en el caso de los adolescentes se disparó casi tres veces y media arriba. Incluso ya dejó de ser un problema de clases sociales o de nivel económico.
Más de la mitad de los mexicanos presentan obesidad, y lo más preocupante es que la epidemia está creciendo de manera alarmante en los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada