domingo, 16 de octubre de 2011

Problemas acarreados por la obesidad: Obesidad Infantil y sus consecuencias


Los principales problemas que se ocasionan en los niños con el sobrepeso son de dos tipos.

Los primeros se presentan a corto plazo que son:
 - Problemas psicológicos como Los niños con sobrepeso podrían experimentar más discriminación que los niños con problemas físicos. Los estudios demuestran que la obesidad puede dañar la salud mental de los niños. Los niños que con frecuencia sufran las burlas de otros podrían desarrollar una autoestima baja y sufrir problemas de aprendizaje y depresión.
 - Aumento de los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular
- Asma- Diabetes (tipo 1 y 2)
- Anormalidades ortopédicas
- Enfermedad del hígado
- Problemas con los huesos y articulaciones
- Dificultades para desarrollar algún deporte u otro ejercicio físico debido a la dificultad para respirar y al cansancio.
- Alteraciones en el sueño
- Madurez prematura. Las niñas obesas pueden entrar antes en la pubertad, tener ciclos menstruales irregulares, etc.

Y las de largo plazo:
- Persistencia de la obesidad
- Aumento de los factores de riesgo cardiovascular, diabetes, cáncer, depresión, artritis
- Mortalidad prematura

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad y el sobrepeso han alcanzado caracteres de epidemia a nivel mundial. Las cifras son alarmantes, hace 25 años tres de cada diez niños que atendían tenían problemas de desnutrición mientras que uno de cada diez era obeso y en la actualidad, se presenta un caso de desnutrición y tres de obesidad por cada diez niños.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México, en 30 años, la obesidad se ha incrementado un 300 por ciento, lo que ha generado que el 9.3 por ciento de la población infantil tenga diabetes, y de continuar con los hábitos de vida actuales dentro de otros 30 años, el 39 por ciento de la población general padecerá diabetes.
Se ha producido un aumento alarmante de casos de diabetes tipo 2 entre niños obesos, una enfermedad que normalmente sólo la padecían los adultos.
Otro problema importante es el colesterol elevado, En América Latina revelan que en la actualidad cerca de un 30 por ciento de los niños de entre 10 a 12 años tienen índices de colesterol elevado. En cuanto al colesterol elevado hay varios puntos de vista porque no existe ninguna prueba de que los niveles altos de colesterol en la infancia impliquen que se vaya a tener colesterol alto en la edad adulta. Por ese motivo, muchos médicos consideran que no es recomendable hacer análisis de colesterol a todos los niños. Si se hace encontraríamos a muchos niños con colesterol elevado que de adultos no lo tendrán.
Además la mayoría de adultos con colesterol elevado no lo tenían cuando eran niños, por lo tanto ni siquiera sirve para saber si tiene riesgo de tenerlo alto cuando sea mayor.
El segundo punto de vista está de acuerdo pero toman en cuenta los siguientes puntos:
* Al menos uno de sus padres tiene colesterol superior a 240 mg/dl
* Historia de colesterol elevado familiar
* Padres o abuelos afectos de enfermedades como infartos de corazón, angina de pecho u obstrucciones de los vasos cerebrales antes de los 55 años
* Niños en los que coincidan varios factores de riesgo: adolescentes fumadores, exceso importante de peso, ausencia de ejercicio físico
* Algunos niños con determinadas enfermedades crónicas como diabetes, enfermedades de riñón o hipotiroidismo (baja producción de hormonas de la glándula tiroides).
Y en un punto importante y nuestro tema tratado con niños con sobrepeso y obesidad.
Otro padecimiento importante en estos niños y que está clasificada como consecuencia a corto plazo es la es la apnea del sueño (interrupción de la respiración durante el sueño).
Este trastorno del sueño se debe a episodios repetidos de obstrucción o colapso de la vía aérea superior que tiene lugar mientras la persona afectada duerme. Esto provoca un colapso, bien mediante la reducción (hipopnea) o bien mediante la detención completa (apnea) del flujo de aire hacia los pulmones, y puede producir, entre otros efectos, una disminución de los niveles deoxígeno y un aumento del nivel de anhídrido carbónico (CO2) en la sangre, así como un pequeño despertar a menudo subconsciente (arousal), que permite recuperar la respiración normal hasta que se produce el siguiente episodio.
Como consecuencia, los principales síntomas de este trastorno son:
Somnolencia excesiva; durante el día debida a la mala calidad del sueño, que afecta la capacidad intelectual y al rendimiento, y puede ser causa de accidentes laborales y de circulación.
Trastornos respiratorios
Trastornos cardiovasculares: hipertensión arterial, arritmias, angina de pecho e infarto de miocardio o cerebral.
Trastornos psicológicos e intelectuales; dificultad de atención-concentración, depresión nerviosa, disminución de la libido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada